Últimos Artículos
Mail Instagram Pinterest RSS

Un diamante en bruto llamado Guilherme Valadão

El pasado verano tres brasileños (Alexander 'Tche' Pozzer, Guilherme Valadão y Cesar 'Bombón' Oliveira) aterrizaron en Guadalajara para debutar en una de las ligas referencia del panorama balonmanístico, la Liga Asobal, una competición decadente que se ha convertido en un destino ideal para los emergentes jugadores brasileños

Con el objetivo de preparar como se merecen los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016, varios de los jugadores que entrena Jordi Ribera en la selección canarinha han hecho sus maletas en los dos últimos años para jugar en Europa, la gran mayoría en España, donde pueden adquirir mucha experiencia para luego rendir en los compromisos internacionales.

Guilherme Valadão con la camiseta de la selección brasileña
Entre los brasileños ocho que están jugando esta temporada en la Liga ASOBAL es de obligado cumplimiento destacar al lateral izquierdo del BM Guadalajara, Guilherme Valadão. El joven jugador de 23 años aún está un tanto verde, pero a medida que avanzan las jornadas se le ve mucho más cómodo y cada partido que pasa es más decisivo en las victorias que ha aupado al club alcarreño hasta la histórica quinta plaza.

Guilherme Valadão lo tiene todo para triunfar en el mundo del balonmano. El potencial que atesora tanto técnica como físicamente es enorme y si progresa como se vislumbra que lo puede hacer es un jugador con cualidades suficientes para jugar en el equipo que quiera.

Hay determinados jugadores de los que tan solo necesitas ver un par de minutos para saber que tienen algo especial y Valadão es uno de ellos. El joven jugador brasileño es un gran defensor (puede defender tanto en un segundo como en el centro) y tienen unas cualidades ofensivas envidiables, su capacidad de salto y su potente finta tienen un valor incalculable.

Uno de los puntos fuertes de Valadão es que aún tiene mucho margen de mejora, lo que le hace ser un jugador muy interesante para cualquier club de Europa. Seguro que los grandes clubes europeos ya lo tienen en sus agendas, y sí aún no es así lo tendrán en un futuro cercano.

Bien es cierto que es una osadía prever que Guilherme Valadão vaya a ser jugador susceptible de fichar por cualquier grande de Europa, pero visto lo visto no es nada descabellado decir que tiene potencial para llegar a jugar donde él quiera.

Valadao jugando con el Metodista
Valadão es un jugador de 192 cm. y 97 kg. con interesantes conocimientos tácticos defensivos para su edad. En el Guadalajara se le ha visto defender en un segundo y, sobre todo, en el centro del 6:0 que suele utilizar Mateo Garraldo. Quizás por su corpulencia esta posición en el centro de la defensa le pueda quedar grande si llega a jugar al más alto nivel europeo, pero en su primera temporada en el viejo continente está demostrando que, teniendo margen de mejora, llega con una base sólida de trabajo defensivo.

El jugador que llegó al BM Guadalajara procedente del Metodista São Bernardo ha demostrado durante la primera mitad de la liga que posee unas cualidades espectaculares para ser desequilibrante en tareas ofensivas ante cualquier rival. Le costó arrancar, en los primeros partidos daba la sensación de no confiar plenamente en sus facultades, pero en las últimas jornadas ha sacado a relucir su amplia gama de recursos ofensivos. El lateral brasileño lleva 58 goles, de los cuales 24 los ha metido en las últimas 5 jornadas.

Guilherme Valadão atesora un salto envidiable, es imparable ya que sube mucho y es prácticamente inalcanzable para los defensores, que rara vez bloquean sus lanzamientos. Además tiene un fuerte y colocado lanzamiento que completa con una finta potente, rápida y de la que sale con mucha fuerza. Todas estas facultades las ha sacado a relucir durante los primeros 17 partidos de la Liga Asobal, pero en determinados partidos se ha exhibido en cuentagotas, dejando clara constancia de que aún tiene mucho margen de mejora y que si se trabaja con él de la manera adecuada puede llegar muy lejos.

Acción ofensiva en el partido jugado ante el Globalcaja Ciudad Encantada
Seguro que tanto Jordi Ribera como Mateo Garralda estarán muy contentos con las evoluciones de Valadão y se estarán frotando las manos, pues, si pulen correctamente a este diamante en bruto, puede llegar a alcanzar un valor incalculable del que podrán sacar provecho los mejores equipos del planeta.

0 comentarios:

Publicar un comentario