Últimos Artículos
Mail Instagram Pinterest RSS

Michal Kwiatkowski: El Tren del Báltico que ‘pasó’ de Movistar


La eclosión de Nairo Quintana durante el pasado Tour eclipsó en cierto modo la extraordinaria temporada del polaco Michal Kwiatkowski (Dzialyn, 1990), otra de las grandes promesas del pelotón mundial. Por fortuna, el de Omega Pharma sigue creciendo y en 2014 ha echado por tierra todas las expectativas.

En la Challenge de Mallorca se adjudicó el triunfo el Gran Premio Serra de Tramuntana –la tercera etapa, en una jornada con tres puertos donde se escapó junto a Sergio Henao (Sky) en la subida al Puig Major para acabar marchándose en solitario en el descenso. El Tren del Báltico dio un pasito más la semana pasada asaltando la general de la Vuelta al Algarve sumando a su botín dos etapas. La primera, con un ataque demoledor en la ascensión a Monchique ante Contador y Rui Costa; la segunda, en una crono de 13 kilómetros por delante del campeón del mundo, Tony Martin. La confirmación, ante rivales de postín.

Sus credenciales asustan. Pese a su corpulencia, se defiende a la perfección cuando la carretera se empina. Además, da rienda suelta a su potencia en la lucha contra el reloj, disciplina en la que fue campeón del mundo júnior en 2008. Ya brilló la temporada pasada en las Ardenas (4º en Amstel Gold Race y 5º en Flecha Valona) y terminó undécimo en la general del Tour. Su juventud le aporta potencia y su motor, resistencia para hacer frente a las tres semanas o a la distancia de una gran clásica.

Kwiatkowski brilla en el Omega Pharma de la mano de Patrick Lefevre. Difícil encontrar un destino mejor para explotar sus cualidades con libertad de maniobra. Debutó en el profesionalismo en Caja Rural allá por 2010 pero lo que pocos saben es que su relación con el ciclismo navarro fue mucho mayor. Por entonces, pertenecía a la estructura de Caisse d´Epargne, que le cedió un año con el compromiso de que regresara en 2011. Pero con la entrada de Movistar, el contrato se disolvió. Quedó libre y Bruyneel fue el más listo de la clase. Lo fichó para el Radio Shack y al año siguiente dio el salto a Omega Pharma. Y de ahí, al estrellato.

Artículo por: @jrodriguez_89

0 comentarios:

Publicar un comentario