Últimos Artículos
Mail Instagram Pinterest RSS

Dolgopolov resucita en Brasil

El ucraniano está en semifinales del Río Open después de batir a dos grandes especialistas sobre tierra batida. En su constante irregularidad, parece que en Brasil la moneda ha elegido cara. Hoy se medirá a David Ferrer con el objetivo de alcanzar su sexta final ATP.

Dolgopolov (25) no disputaba una semifinal desde hacía seis meses

'El Perro' vuelve a morder. Después de empezar el curso con resultados aciagos que hacían prever un año más a la deriva, Alexandr Dolgopolov ha vuelto a la vida en el ATP 500 de Río de Janeiro. El de Kiev se ha instalado en la penúltima ronda del cuadro después de batir a grandes rivales sobre tierra batida. Con David Ferrer en el horizonte parece tarea imposible avanzar hasta la final, pero si el ucraniano se lo propone, puede dar una nueva sorpresa.

Todo empezó hace cuatro días en primera ronda. Dolgopolov contra Almagro, un encuentro interesante en el que todos dábamos por ganador al murciano. Almagro, recién salido de una lesión, venía de hacer dos semifinales consecutivas, en Viña del Mar y Buenos Aires. Resultados notorios como cada vez que Nico disputa la 'Gira Dorada' en la que ha ganado más coronas que nadie. 'Dolgo' llegaba con un balance negativo de 4-5, repartiendo sus desengaños entre primeras y segundas rondas, algo que llevaba repitiéndose a lo largo de todo el 2013. Pero aquello que parecía un mero trámite fue un punto de inflexión para el rubio nacido en Kiev, quien aplastando en el tercer set al español (2-6, 6-3, 6-0) se empezaría a gustar sobre la pista hasta llegar plantarse en semifinales.

El revés cortado es el golpe fetiche del ucraniano
Sascha, como le llaman en su círculo familiar, no pisaba esta ronda desde hacía seis meses. Concretamente, en Winston Salem, donde cedería en semifinales ante Gael Monfils. Ese fue su mejor resultado de 2013, dato irrisorio para alguien que llegó a ser número 13 del mundo en la temporada 2012 con tan solo 23 años. Pero este es el guión de la carrera de Dolgopolov, un tenista que rezuma talento en cada golpe pero con una laguna colosal en su cabeza. Desde que empezara como profesional con la mayoría de edad recién cumplida, el ucraniano se le ha reconocido como uno de los tenistas más especiales del circuito. Su buen saque, su gran drive y su revés cortado 'marca de la casa', tenían que hacer frente a un obstáculo mental que 'Dolgo' era incapaz de resolver. La irregularidad era el acompañante de viaje del nacido en el Este de Europa. Era capaz de hacer un torneo genial, que después perdía en primera ronda en los tres siguientes. A un partido en el que rozaba la perfección, le sucedían seis nefastos en los que le venía grande meter una bola en el campo. Un set maravilloso sin apenas cometer errores, podía desembocar en la completa desconexión del encuentro con la consecuente pérdida del partido. Los meses pasaban y la proyección tenística de 'Dolgo' se apagaba, la oportunidad de irrumpir entre los grandes se esfumaba hasta tal punto que la había conseguido deshacerse hasta de la irregularidad. Ahora perdía siempre. 

La tierra brasileña ha cambiado esta inercia. Puede que se tarte de un borrón y cuenta nueva para el oriundo de Kiev o puede que sea una nueva falsa alarma, otro aviso de recuperación que acabe en otra repentina recaída. De momento, tras batir a Bagnis en dieciseisavos de final, ayer se deshizo con un contundente doble 6-1 del italiano Fabio Fognini, el hombre que mejores números tiene sobre polvo de ladrillo después de Rafa Nadal. El 14 del mundo venía de hacer final en sus últimos cinco torneos sobre arcilla, conquistando tres de ellos, pero no pudo derribar el muro soviético que se encontró sobre la pista del Río Open. El cansancio y el buen momento de forma de Dolgopolov acabaron por hundir al de San Remo, que aumentó su registro negativo de enfrentamientos con el ucraniano (0-3).

Ferrer celebró así su victoria ante Bellucci
Ahora llega un nuevo rival, de otra pasta, de otro nivel. David Ferrer, reciente campeón de Buenos Aires, llega tras sudar sangre para batir al último superviviente brasileño, Thomaz Bellucci, en un partido que se tuvo que parar debido a un apagón. El español tiene el cara a cara de su parte (7-1), la superficie es como si del patio de su casa se tratase y en cuanto a experiencia no es necesario ni mencionar las estadísticas. La última vez que se enfrentaron fue este mismo año en primera ronda de Qatar, donde el alicantino se llevó el triunfo en el tercer set. Mientras Rafa Nadal se pasea por la parte alta del cuadro despachando a sus rivales, la parte baja, más competida, busca contendiente para la cita del domingo. 'Ferru' parte como principal candidato pero antes tendrá que domar a díscolo ucraniano (21:00h). 'El Perro' sueña con rugir en una nueva final.


Para más información sobre TENIS podéis visitar Plusmarca.es o seguirme en twitter: @fermurciego

0 comentarios:

Publicar un comentario