Últimos Artículos
Mail Instagram Pinterest RSS

Un Athletic de otra época


El Athletic de Clemente fue el último en proclamarse campeón de Liga.



Quién iba a decir a los aficionados del Athletic que iban a acabar la primera vuelta en cuarta posición, tras la desastrosa temporada pasada. Y es que las fugas de Javi Martínez y Llorente hicieron mucho daño a un equipo que había sido la sensación de Europa en el primer año de Marcelo Bielsa.

El equipo rojiblanco anduvo coqueteando con el descenso toda la temporada anterior, aunque acabó salvándose sin excesivos problemas. Estas malas vibraciones las quiso solucionar la directiva reforzando al equipo en todas sus líneas: Mikel Balenziaga para el lateral izquierdo, Mikel Rico y Beñat Etxebarria para la medular y Kike Sola para la delantera. Además, se decidió que el ciclo de Bielsa había terminado y firmaron a Ernesto Valverde como nuevo entrenador.

Pues la verdad es que todas estas incorporaciones no pudieron ser más acertadas, ya que este equipo suma 36 puntos al término de la primera vuelta del campeonato. Por el contrario, el Athletic de Bielsa del año pasado sumaba solamente 21 puntos a estas alturas de campeonato, a cinco de los puestos de descenso.

Además el registro de los del ‘Txingurri’  Valverde se convierte en el mejor guarismo desde que se instauró el sistema de tres puntos por  partido ganado, allá por la campaña 95-96.

Otro dato histórico reseñable es que este equipo ha igualado en victorias (11) en el mismo número de partidos al conjunto de Javier Clemente de la temporada 82-83. Palabras mayores, puesto que aquel Athletic acabó proclamándose campeón de Liga con 50 puntos, uno más que el Real Madrid. Eso sí, hay pequeñas diferencias entre los goles a favor y en contra de ambos equipos, ya que los del ‘rubio de Barakaldo’  anotaron un gol más a favor y encajaron cuatro menos en contra.

Es más, habría que remontarse hasta la temporada 55-56 para encontrar a un conjunto rojiblanco que superase los triunfos conseguidos por los de Valverde hasta la fecha. Aquel equipo consiguió una victoria más que el de esta campaña, y también se proclamó campeón al final de la misma.

Mikel Rico, 'pichichi' inesperado del equipo en Liga con cinco tantos.


Cabe decir que además del buen hacer de los nuevos fichajes y la recuperación de jugadores clave como Muniain o Iturraspe, gran parte de culpa del éxito de este Athletic lo tiene el efecto positivo del Nuevo San Mamés. Y es que los leones todavía se mantienen invictos en su nuevo estadio. Han cerrado el primer asalto del campeonato con ocho victorias y dos empates (Valencia y Elche).

De este modo, lo único que les hizo perder puntos fue su dubitativo comienzo de Liga a domicilio, perdiendo partidos en el Calderón, Cornellá y los Cármenes en los que pudieron hacer mucho más.
Pero todas esas dudas a domicilio se han disipado y el equipo es competitivo allá donde va a jugar.
En el seno del club se intenta contener la euforia, pero en el fondo, todos piensan en volver a la Champions tras muchos años sin participar.

@kikesampedro1

0 comentarios:

Publicar un comentario