Últimos Artículos
Mail Instagram Pinterest RSS

Europeo de balonmano 2014 (Grupo C): Polonia

De aquella selección que se codeó con la élite del balonmano mundial entre 2007 y 2010 poco queda. Algunos jugadores siguen siendo vistiendo la elástica nacional, pero su nivel ha bajado considerablemente. La renovación generacional ha llevado buenos jugadores a la selección pero cuesta mantener ese nivel que les llevó a se subcampeones del mundo en 2007.

Durante varios años Polonia se convirtió en una asidua a las semifinales de mundiales y europeos pero en la actualidad parece que la selección de Michael Biegler está algo lejos de repetir éxitos pasados.

Karol Bielecki lanzando ante Alemania en la final del Mundial 2007
A este Europeo Polonia ha llegado con bastante comodidad, quedando primera de un grupo formado por Suecia, Holanda y Ucrania. En él ganaron todos los partidos menos el jugado en tierras suecas. 

En un grupo tan duro como en el que está Polonia, con Francia, Serbia y Rusia, necesita que se vea la mejor versión de todos y cada uno de sus jugadores para que pueda llegar a la Main Round y además hacerlo con alguna opción de plantarse en semifinales.

En la aventura de Polonia será clave la figura de Bartłomiej Jaszka, el central del Füchse Berlin será quién lleve el peso de su equipo en tareas ofensivas y el encargado de dirigir a los suyos. Con los laterales que tiene, Polonia puede sacar mucho provecho de Jaszka, que mueve el balón como ninguno.

En la previa del Europeo de Dinamarca, los jugadores de Polonia coinciden en señalar la unidad como el factor clave para que la selección alcance cotas altas. Son conscientes de que no son los mismos que hace años, que tienen más limitaciones, y por eso saben que deben comportarse como un verdadero equipo para vencer a selecciones como Francia, Serbia o Croacia, con la que se puede ver las caras en la Main Round.

En el pasado Mundial, en el que cayeron en octavos de final ante Hungría, la clave de su mala actuación fue el desacierto en el lanzamiento exterior. Polonia es un equipo con buenos jugadores en esta faceta, pero que en el Mundial de España no estuvieron a la altura. Polonia fue una de las selecciones con peor acierto desde más allá de los nueve metros (36%), tan solo mejor porcentaje que Argelia, Argentina, Australia, Arabia Saudí y Egipto.

Michal Jurecki ante Eslovaquia
Con jugadores en la primera línea como Krzysztof Lijewski, Marisuz Jurkiewicz o Michal Jurecki (será duda hasta el último momento) Polonia debería hacer gala de un buen lanzamiento exterior, pero no fue así en el pasado Mundial. Sería extraño volver a ver a Polonia con registros tan bajos. Si Jaszka dirige bien a su equipo, sus fijaciones deberían ser de gran ayuda para los laterales.

Vital será esta faceta para una Polonia que no acostumbra jugar mucho con los extremos (durante el pasado Mundial tan solo tiraron 27 veces desde el extremo).

Slawomir Szmal parando un lanzamiento al danés Bo Spellerberg
Fundamental también será la aportación de la portería polaca. Sławomir Szmal, del KS Vive Targi Kielce, ya no se exhibe con tanta regularidad pero es capaz de cuajar actuaciones sensacionales. El que fuera elegido mejor jugador del mundo en 2009 estará bien acompañado en la portería por Marcin Wichary, del Wisla Plock, guardameta capaz de hacer porcentajes altos.


Claves

Michael Jurecki. Por culpa de una lesión no ha sido de la partida en los partidos de preparación que ha jugado Polonia, pero en la selección son optimistas con su participación en el Europeo. Su presencia será fundamental pues es uno de los laterales izquierdos más potentes de Europa. Desde la temporada pasada ha demostrado que es un jugador capaz de resolver partidos y, basándose en su potencia, tanto de salto como de lanzamiento, se ha convertido en uno de los jugadores más desequilibrantes del mundo.
Atrás quedó aquel Jurecki que era especialista defensivo. Ahora es pieza clave de su selección y del KS Vive Targi Kielce tanto en tareas ofensivas como defensivas, pero actualmente es en las primeras en las que se muestra más decisivo.
Su presencia será esencial en las aspiraciones de Polonia. Además, con la retirada de Marcin Lijewski, por la que Krzysztof Lijewski tendrá que asumir más galones, la primera línea ha quedado un tanto mermada.

Sławomir Szmal: El portero del KS Vive Targi Kielce es capaz de decidir con sus paradas cualquier partido. Ni mucho menos está al nivel que le llevó a ser el mejor portero del planeta pero sigue siendo un portero de amplias garantías capaz de tener porcentajes altísimos. A sus 36 años ya no es quién de realizar partidazos cada día pero si lo es de desesperar al equipo rival si tiene el día.
Si Szmal cuaja un gran torneo las posibilidades de Polonia se multiplican exponencialmente, pues sus paradas darán confianza al ataque polaca y harán que la intensidad de la defensa no baja un ápice en ningún momento del partido.


Bartłomiej Jaszka: Desde hace unos años es un pilar fundamental del ataque polaco y del Füchse Berlin. Capaz de abrir huecos para sus rivales y de desequilibrar un partido con sus facultades técnicas, el rendimiento de Jaszka será un factor decisivo en el porvenir de Polonia.
Jaszka es capaz de penetrar, lanzar desde atrás y dirigir al equipo a la perfección. Será importante que trabaje para el equipo para que los laterales lancen cómodos, pues Polonia necesita que funcione el lanzamiento exterior si quiere llegar lejos en el Europeo de Dinamarca 2014.
Además, con la baja de Tomasz Rosinski tendrá la responsabilidad de llegar la batuta del equipo durante todo el torneo,


Rivales

Grupo C: POL PoloniaSRB SerbiaFRA Francia RUS Rusia.

En la Main Round se cruza con el Grupo DCRO CroaciaSWE SueciaBLR Bielorrusia MNE Montenegro.

Texto de @Eduagullo

0 comentarios:

Publicar un comentario