Últimos Artículos
Mail Instagram Pinterest RSS

Se aproxima el parón navideño. Menos en Alemania

En el mundo del balonmano siempre se habla de lo cargado del calendario, ya que tantos partidos de liga y Champions mezclados con Europeos o Mundiales hace que los jugadores lleguen a junio con la batería totalmente descargada.

Peor es cuando a todo esto se le une la cita olímpica, ya que cada cuatro años, los jugadores de las selecciones que acuden al torneo internacional más importante del calendario balonmanístico se ven obligados a juntar dos temporadas sin apenas vacaciones.

La dureza del calendario europeo se hace más notoria en la época navideña, pues son muchos los jugadores que casi no pueden tener vacaciones en familia, ya que la proximidad de Europeo o Mundial hace que tengan que estar concentrados con sus selecciones desde antes de fin de año.

Esta temporada la cita más importante para las selecciones nacionales está en Dinamarca, donde a partir del 12 de enero se celebrará el Europeo 2014. 

Por culpa de esta competición, en países como España o Francia las competiciones domésticas se paran este fin de semana con la intención de darle un pequeño respiro a sus jugadores antes de que los internacionales se concentren con sus combinados nacionales.

Antes de detenerse la competición, en España este fin de semana se celebra la Copa Asobal, en Francia esta semana se juega la última jornada de la primera vuelta de la liga y los dieciseisavos de la copa, y en países como Hungría o Polonia la competición ya se ha detenido el pasado fin de semana.

Donde no ocurre esto es en Alemania, la tierra del balonmano por excelencia, dónde en estos últimos días de diciembre se acumulan más todavía los partidos. Desde hoy y hasta el 27 de diciembre, en 10 días, se jugarán dos jornadas de liga y seis equipos tendrán que jugar tres partidos para recuperar los encuentros que tenían perdidos.

Además, desde que comenzó la temporada en Alemania se han jugado más partidos que en el resto de países europeos, pues ya llevan 18 partidos ligueros y llegarán antes del Europeo a los 20, mientras que en España se han jugado 15 y en Francia 12.


Se puede pensar que la ausencia de Alemania en el próximo Europeo ha llevado a la Bundesliga a tomar esta decisión. Pero esto no es así, pues cada año ocurre lo mismo. Las navidades son una buena época para que los aficionados acudan en familia a disfrutar del espectáculo del balonmano y, a costa del cansancio de los jugadores internacionales, se aprovechan estas fiestas para regalar a la afición más partidos de la mejor liga del mundo.

Para despedir el año balonmanístico la Bundesliga nos deleitará con dos partidazos el día 26 de diciembre, ya que en la jornada 20 de la Bundesliga el SG Flensburg-Handewitt tendrá que visitar la cancha del peligroso SC Magdeburg. Pero el partidazo de la jornada, el partidazo de las navidades será el que enfrente al actual campeón de la Bundesliga, el THW Kiel, con el actual campeón de Europa y equipo de Joan Cañellas, el HSV Hamburg.

Estas jornadas navideñas harán que los jugadores internacionales de la Bundesliga apenas puedan descansar, pues la última jornada de la liga alemana y el inicio del Europeo de Dinamarca 2014 están separados por tan solo 16 días.

Teniendo en cuenta de que las 16 selecciones que participarán en el campeonato continental se concentrán antes de que comience el 2014, los ‘alemanes’ prácticamente no tendrán tiempo para recargar sus pilas.

Tras este fin de semana llega el parón navideño, pero solo para algunos.

0 comentarios:

Publicar un comentario